gallery/tit-cercos-13

Cercos para casas

 

La seguridad en una casa es uno de los principales asuntos que se resuelve con mucha pausa y reflexión.
Además de los medios convencionales para desalentar el ingreso a las casas, se consideran, cada vez con más atención los cercos eléctricos.

No son letales y protegen todo el perímetro de la vivienda sin permitir que el intruso ingrese ni siquiera al jardín, lo cual representa una ventaja respecto de otras protecciones (alarmas, etc)

El cerco eléctrico compatibiliza con alarmas, sensores de movimiento, y otros ya instalados.
Los cercos eléctricos son un tendido de cable de acero (de 1,5mm con galvanizado doble para intemperie y mínima elasticidad) y un electrificador que transmite pulsos de alto voltaje y bajo amperaje que al ser rozado genera un choque eléctrico.
Es en pocas palabras un escudo que desalienta el ingreso a intrusos y está señalizado con carteles amarillos y negros que advierten su peligrosidad y llevan el sello de certificación.

Tienen un sistema electrónico de monitoreo que acciona una sirena apenas se percibe un roce, por eso es conveniente que no haya ramas de árboles o cualquier elemento cerca.

Se puede adicionar un sistema preprogramado para que se conecte a celulares, para alertar al usuario, si no está en casa.
Ante un corte de luz el sistema sigue funcionando por dos días gracias a las baterías.

Todos los componentes cumplen con las regulaciones y estándares del IRAM e ISO-9001 que autorizan su uso y se fabrican bajo la normativa IEC 60335-2-76 requerido tanto por la Asociación Electrotécnica Argentina (ACA) como por el Ente Nacional de Regulación Eléctrica (ENRE).

Cercos para industrias

 

El cerco eléctrico perimetral de seguridad es la barrera física más eficiente y disuasiva para proteger y evitar el ingreso de intrusos a su comercio, industria o cualquier predio que quiera proteger.
La instalación de un cerco eléctrico por E17 le brinda la seguridad que dicho cerco pasa a formar parte definitiva de la estructura del perímetro.

E17 diseña, arma e instala cercos eléctricos de seguridad, llave en mano, reparaciones y servicio técnico. Utiliza materiales de alta calidad.

Seguridad perimetral muy efectiva para evitar el ingreso de personas a locales, oficinas, industrias, estacionamientos, bodegas, etc. Incluye Alarma y aviso a distancia al celular.

El cerco eléctrico perimetral se puede colocar en frentes, fondos, laterales, terrazas y medianeras, sobre muros o rejas, balcones, alambrado con cerco vivo resguardando su propiedad de posibles intrusos.
Los equipos que instalamos son Industria Argentina y cumplen con la norma internacional IEC 60335-2-76 sobre seguridad eléctrica hacia seres humanos y animales. Dicha norma establece una serie de requisitos sobre el equipo y el tipo de corriente eléctrica que circula por los conductores de la cerca eléctrica.
Respetando la norma citada, aquel posible intruso que intentase ingresar al predio protegido recibirá una desagradable descarga eléctrica que le provocara un efecto disuasivo sin ningún efecto nocivo permanente sobre su persona.

El equipo se complementa con una potente alarma que se dispara por tacto o corte de cable y posee una batería interna 12 V que lo sigue alimentando en caso de corte de suministro eléctrico.
E17 asesora y provee cámaras de monitores e iluminación, en caso de requerirlo.
Solicite presupuesto.

Cercos para country

 

Los countries o barrios cerrados generalmente de grandes extensiones y que no siempre tienen muro de mampostería en todo su perímetro, se cercan en parte o todo con alambrado olímpico romboidal. Estos alambrados son fáciles de pasar ya que se los levanta por su parte de abajo o los cortan.

En estos casos se coloca un cerco eléctrico paralelo al alambrado partiendo la primera hilada unos 12 cm despegados del suelo y a la misma distancia uno de otro.

Estos cercos eléctricos de largas extensiones si bien son continuos se los puede dividir en zonas.
Colocando un equipo energizador por zona según la cantidad de zonas que se quieran individualizar pudiendo centralizar su monitoreo desde una casilla de guardia central que generalmente está ubicada en el acceso al barrio.

En correctas condiciones de instalación, el sistema detecta la “pre-intrusión” e inhibe la violación. La descarga recibida consiste en un shock eléctrico de alto voltaje y bajo amperaje, ese micro impulso que se genera al contacto causa dolor, pero no riesgos sobre la salud del intruso.